Cambalache

Guillermo A. Laich
19/06/2018 18:19

 

Enrique Santos Discepolo (1901-1951)

 

 

“Demos una oportunidad a los locos, miren el cambalache de mundo que crearon los cuerdos.”

Guillermo A. Laich
 
 
Que el mundo fue y será una porquería
Ya lo sé, en el quinientos seis
Y en el dos mil también
Que siempre ha habido chorros
Maquiavelos y estafaos
Contentos y amargaos, varones y dublé
 
Pero que el siglo veinte
Es un despliegue de maldad insolente
Ya no hay quien lo niegue
Vivimos revolcaos en un merengue
Y en el mismo lodo
Todos manoseaos
 
Hoy resulta que es lo mismo
Ser derecho que traidor
Ignorante, sabio, chorro
Generoso o estafador
 
¡Todo es igual, nada es mejor!
¡Lo mismo un burro que un gran profesor!
No hay aplausos ni escalafón
Los inmorales nos han iguala'o
 
Si uno vive en la impostura
Y otro roba en su ambición
Da lo mismo que sea cura
Colchonero, rey de bastos
Caradura o polizón
 
¡Qué falta de respeto qué atropello a la razón!
¡Cualquiera es un señor!
¡Cualquiera es un ladrón!
Mezclao con Stravinsky va Don Bosco
Y La Mignon, Don Chicho y Napoleón
Carnera y San Martín
 
Igual que en la vidriera irrespetuosa
De los cambalaches
Se ha mezclao la vida
Y herida por un sable sin remache
Ves llorarla Biblia contra un calefón
 
¡Siglo veinte cambalache!
¡Problemático y febril!
El que no llora no mama
Y el que no afana es un gil
 
¡Dale nomás, dale que va!
¡Que allá en el horno¡
!Nos vamos a encontrar!
No pienses más, siéntate a un la'o
Que a nadie importa si naciste honra'o
Es lo mismo el que labura
Noche y día, como un buey
Que el que vive de los otros
Que el que mata, que el que cura
O está fuera de la ley
 
 
Lo que acaban de leer corresponde al celebrado tango “Cambalache,” escrito por Enrique Santos Discepolo en el año 1934. Discépolo fue un compositor, músico, dramaturgo, y cineasta argentino. En su momento expresó que su vida fue un permanente desgarrarse en una sociedad injusta solo comprensible en el marco de la sufrida Argentina del siglo XX. De ahí que Cambalache, sin duda alguna, represente una de las letras musicales que mas han marcado la historia del tango de tal siglo. Como si de una profecía se tratase, tal letra mantiene una admirable vigencia desde el año de su creación, retrocediendo hasta el año 500, y llegando hasta la epoca actual. Veamos por que.
 
El termino “Cambalache” se refiere a una ruidosa prendería, compra-venta o trapicheo de segunda mano, y/o lugar de trueque o intercambio de cosas de poco valor. O sea un lugar ordinario y barriobajero de intercambio de enseres usados y gastados donde todo se mezcla sin jerarquía o valor alguno, donde reinan el caos y el autentico trapicheo (ingeniarse o buscar medios, no siempre lícitos, para lograr algún fin), y donde predomina la chateza (chato, mediocre, y carente de distinción) y el desorden.
 
La primera vez que se cantó en público fue en el Teatro Maipo de Buenos Aires por la actriz y cantante Sofía Bozán (1904-1958) en el año 1935. No obstante, Discepolo originalmente escribió el tango Cambalache para la película “El alma del Bandoneón” que se estrenó en el año 1936. El Teatro Maipo tiene 754 butacas, se encuentra en el numero 449 de la calle Esmeralda, y tuvo sus comienzos en el año 1908. Es, históricamente hablando, uno de los teatros más importantes de la extraordinaria ciudad de Buenos Aires. 
 
La letra del tango se desarrollo en lo que históricamente se conoce como la Década Infame de la Argentina, y hace uso del pintorezco lunfardo Argentino, y representa una llamada de atención a la corrupción y la impunidad vigente en la esa Decada Infame que corresponde a la historia de la Argentina. No cabe duda que la descripcion implicita en el tango también es aplicable a un gran numero de sociedades y países, asi como a sus correspondientes momentos históricos - que a menudo no solo han sido difíciles, sino también vergonzantes.
 
Por “Década Infame” – termino creado por el periodista José Luis Torres – nos referimos al período de la Historia de la Argentina que comienza el 6 de Septiembre de 1930 con el golpe de estado cívico-militar que derrocó al presidente Hipólito Yrigoyen y finaliza el 4 de Junio de 1943 con el golpe de estado militar que derrocó al presidente Ramón Castillo.   
 
Por “lunfardo” se entiende una jerga de barriobajeros y delincuentes que se desarrolló principalmente en Buenos Aires a finales del siglo XIX y comienzos del XX. En tales momentos, tal jerga tomó palabras de las lenguas que hablaban originalmente los tantos inmigrantes recién llegados al Río de la Plata. Muchos términos de esta jerga forman parte hoy de la lengua coloquial rioplatense.
 
El desarrollo de su letra, marca continuamente las diferencias morales y éticas entre lo bueno y lo malo, robar y hacer el bien, matar o curar, crápulas que viven de la viveza criolla, y demás comportamientos cuestionables que existían en esos tiempos. Si bien la canción tuvo un origen y un contexto en su creación, su letra denuncia con toda claridad algunos de los males principales de su sociedad. Por tal motivo la transforman en un tema universal y virtualmente aplicable a cualquier país del mundo. Además, al representar fielmente a la naturaleza de la sociedad humana en múltiples ámbitos, se mantiene como un tema vigente en cualquier época. 
 
La "moral" funciona a nivel practico o de aplicación-accion directa y externa. Por moral se entiende un conjunto de normas de conducta, reglas, costumbres, y convivencia que se encuentran intimamente ligadas a la etica y que, ademas, rigen la esencia del comportamiento humano. A diferencia de la moral, la "etica" funciona a nivel teorico o reflexivo-intelectual interno. Por etica se entiende el estudio de la moral y la manera de juzgar la conducta, asi como el criterio para derminar que se considera buenoy que se considera malo en tal conducta. Corresponde a la teoria o ciencia del comportamiento moral.
 
Ahora bien, si ya en el año 1934 existía tanto pesimismo sobre el proceder etico y moral del ser humano: ¿qué podemos esperar de la actualidad, ya que todo parece estar igual que antes o, peor aun, firmemente encaminado a convertirse en algo considerablemente peor? Es francamente admirable que la letra de este tango, escrita hace ochenta y ocho años, se adapte con tanta precisión y exactitud a nuestra corrupción política y social, carencia de valores, igualar todo hacia abajo, sensación de molestia y desprecio hacia la gente culta y capaz, y un obsesivo culto a la envidia y la mediocridad que se presentan dia a dia en la vida actual. 
 
El autor mezcla a cara o cruz, y a modo de una muy bien pensada y revuelta ensaladilla rusa humana, todo tipo de personajes de alto y bajo nivel, incluyendo al francés Napoleón Bonaparte (1769-1821) y al argentino José de San Martín (1778-1850). A continuacion se detallan las trayectorias - admirables y no tan admirables - de algunos de ellos:
 
El primero es Serge Alexandre Stavisky (1886-1934) fue un famoso financista estafador de origen ucraniano pero nacionalizado francés en 1910 que se suicidó misteriosamente en una cárcel de Bayona (Francia) en el año 1934. Nacido en una familia judía, se naturalizó como ciudadano francés en 1910. En la década de los años 1930, el régimen francés se encontraba desacreditado con la sucesión de 15 gobiernos entre los años 1933 y 1940. En esos tiempos el sistema constitucional de Francia era muy débil, el parlamento totalmente incompetente, y la política absolutamente carente de moralidad y autoridad. En esos momentos algunos banqueros aprovecharon la penosa situación para sobornar a diversos políticos y funcionarios. Entre tales estafadores se encontraba el mismo Stavisky, un hombre de negocios que repartía dinero a los conservadores, liberales, y socialistas, representantes de la burguesía, y policías con el fin de sobornarlos y obtener grandes beneficios.
 
El segundo es Don Juan Bosco (1815-1888), llamado en italiano Giovanni Melchiorre Bosco y más conocido como Don Bosco, fue un sacerdote, educador, y escritor italiano del siglo XIX, así como fundador de la orden de los salesianos y eventualmente canonizado como santo por el Papa. 
 
El tercero es Don Chicho el Grande o el Al Capone de Rosario (1892-1943), siendo su verdadero nombre Juan Galiffi, fue un famoso gángster italiano de las décadas de 1920 y 1930 que vivió en la ciudad de Rosario, Argentina. Si bien indicaba que era empresario de profesión, Don Chicho fue jefe de la mafia argentina y detenido y procesado en el año 1932. Con el respaldo de jueces y políticos, su red delictiva incursionó en robos, secuestros, el juego clandestino, y la prostitución.
 
El cuarto es Primo Carnera (1906-1967), un boxeador de origen italiano de mas de dos metros de altura y ciento veinticinco quilos de peso que, en el año 1934 obtuvo la corona mundial de los pesos pesados al derrotar al norteamericano Jack Sharkey (1902-1994), conocido como “The Boston Gob” en un combate a seis rounds en New York. El termino Ingles “gob” significa sustancia viscosa y babosa, y define el peculiar estilo de boxeo pegajoso e implacable empleado por Sharkey.
 
El quinto es el florentino Nicolás Maquiavelo (1469-1527), figura relevante del renacimiento italiano que fue un diplomático, funcionario, filósofo, político, y escritor italiano, y que además es considerado como el padre de la moderna ciencia política. En 1512, y como consecuencia de un giro político desfavorable a sus intereses, cayo en desgracia y fue acusado de traición, para luego ser encarcelado y torturado. A continuación fue exiliado y despachado a San Cassiano.
 
El sexto es La Mignon, cuyo autentico significado aun permanece en el misterio.  Es posible se refiera a la voz francesa “mignone” que significa querida, concubina, o mantenida. O quizás se refiera a la ópera "Mignon" de Ambroise Thomas, muy popular en el primer cuarto del siglo XX. Otra alternativa puede ser que Mignon represente el personaje literario de Wilhelm Meister cuyo autor era el alemán Johan Wolfgang Von Goethe (1749-1842). Tal obra trata de un héroe empujado hacia el suicidio por su desesperación existencial en un intento de escapar de lo que él considera la vida insulsa y vacía de un hombre de negocios burgués. 
 
Discepolo menciona una extension temporal de aproximadamente 1500 años – del 506 hasta el 2000 - para rematar la validez de su denuncia: "El mundo fue y será una porquería, ya lo sé En el 506 y en el 2000 también." Tal ejemplo implica que el ser humano siempre se ha comportado de la misma manera y que, por lo tanto, los males de la humanidad son universales y quizas tambien intrinsecos a la naturaleza humana de cara a su supervivencia. 
 
No obstante, y haciendo un poco de investigación histórica es posible que Discepolo haya elegido el año 506 por los diversos acontecimientos que ocurrieron ese año en Roma. Tales hechos incluyen la invasión y el saqueo de la ciudad de Roma por parte de los ostrogodos. El reino ostrogodo de Italia fue una entidad política de la península itálica. Tras conquistar el Reino de Odoacro en el 493, liderados por Teodorico I los ostrogodos invadieron Italia. Sus límites aproximados iban desde la Provenza hasta Iliria.
 
Sea como sea que se mire Discepolo describe, y muy bien por cierto, el mecanismo basico de funcionamiento de una sociedad enferma - previa y/o actual - en la cual se perfilan una serie de protagonistas nihilistas: 1.- hedonismo; 2.- amoralidad; 3.- deshonestidad; y 4.- continuidad. Una sociedad que carece totalmente de referentes, que no respeta a nadie ni a nada, que tiene un gran vacío existencial y moral, cuya escala de valores es inexistente, que regula toda creatividad o merito individual y/o colectivo hacia abajo para que nadie sobresalga, que vive en un mundo híper comunicado e irónicamente en la mas espantosa soledad, que vive en un constante estado de dependencia a sus teléfonos móviles y demás azafatas electrónicas, y que no es feliz aun teniendo materialmente casi todo lo que desea. Por todo lo anterior no cabe duda que el filosofo ingles Thomas Hobbes (1588-1679) no estaba equivocado cuando inteligentemente sentencio que: “el hombre es un lobo para el hombre.”
 
Pero de repente, como si fuese un regalo celestial … nos encontramos con este profundo y sensible texto del escritor argentino y Premio Nobel de literatura Jorge Luis Borges. Dejemos por lado los estafadores, mentirosos, crapulas, y vividores, y pensemos en gente con autenticos valores y que de chateza social, moral, y/o intelectual no tiene nada. Me estoy refiriendo a personas ilustres de la Argentina como Federico Leloir (1906-1987), Rene Favaloro (1923-2000), José Ingenieros (1877-1925), Bernardo Houssay (1887–1971), o el mismo Jorge Luis Borges (1899-1986), entre muchos otros. Estas personas han intentado dejar el mundo mejor que como lo encontraron, no igual o peor. Todos ellos no pertenecen a la descripción social amoral y pesimista a la cual se refiere el tango Cambalache. Es mas, es muy posible que las siguientes palabras del mismo Borges lo digan todo sobre nuestras autenticas intenciones … se viva en la sociedad o pais que se viva: 
 
"Si mi griego no me engaña, filosofía quiere decir amor al saber. Querer saber me parece algo natural. Qué raro, ahora viajo continuamente, no puedo ver nada, me describen las cosas, me las imagino de un modo sin duda falso, sin embargo, sé que siento los lugares. Por ejemplo, yo ayer estuve en San Juan, no se parece en nada a sentirse en Buenos Aires, y menos a sentirse en Alejandría, en Kyoto, en Texas, en fin, cada lugar tiene un modo peculiar, que llega más allá de los sentidos. Ahora, yo creo que la transmisión de pensamiento es un fenómeno continuo, que uno está permanentemente recibiendo y dando. Creo que, por ejemplo, uno siente la amistad, la indiferencia, el malquerer, el odio. No tiene que ver con lo que pensaban Condillac o Locke, que decían que todo nos llega a través de los sentidos. Uno puede darse cuenta de que el otro es inteligente, aunque el otro no diga nada. Uno está recibiendo continuamente algo, hasta los sufrimientos, hasta los sacrificios, hasta los maleficios, todo tiene algún fin. En el caso del poeta, todo lo que le pasa es una especie de arcilla que tiene que transformar, que moldear en belleza, y así todas las cosas se justifican, y los males también. Las ideologías también, la ceguera también. Yo debo agradecer esos dones, aunque a veces sean o parezcan terribles."

 

Añadir un comentario:

Nombre:

E-Mail: (no será público)

Comentario:

Enviar >>