De Reaccion a Reflejo

Guillermo Laich
03/09/2020 16:47

 

El autor y Diego Maradona en Alicante, España, año 1996.

Como los atletas y deportistas ganan hasta medio segundo en las competiciones de alto nivel.

 

Sea en el futbol, el baloncesto, el atletismo, el beisbol, el futbol americano, o el deporte que sea, la posibilidad de realizar una accion mas de prisa que el o los oponentes es de una importancia primordial. Es mas, tal factor cobra una progresiva y exponencial importancia a medida que se asciende hacia el alto rendimiento.

En la arena del alto rendimiento se suele decir que corremos para ganar metros, luchamos para ganar centimetros, y damos la vida para lograr milimetros. En ese mismo sentido tambien corremos para ganar segundos, luchamos para ganar decimas de segundo, y damos la vida por lograr milesimas de segundo. Asi de crudo y cruel es el alto rendimiento deportivo … no existen excepciones.

A lo largo de los años han pasado por mis manos profesionales un gran numero de atletas y deportistas de elite que han llegado a ser campeones del mundo, campeones olimpicos, o plusmarquistas mundiales en distintas disciplinas. Motivo por el cual he tenido que soportar multiples y variadas envidias, difamaciones, y vituperios en diversos medios nacionales e internacionales.

A pesar de las falsas noticias y bulos, y mientras estuvieron conmigo, todos los deportistas/atletas compitieron limpios y de forma honesta. Ahora, varios años despues, continuan disfrutando de una buena salud asi como de un admirable estado de felicidad. 

Uno de ellos fue Don Diego Maradona, a quien podran ver junto a mi persona en la foto que encabeza este articulo. La foto fue tomada por un reportero grafico en la puerta de entrada del Hotel Melia Alicante en el año 1996. En ese año Diego confio en mi para estructurar e implementar su preparacion fisica y mental en las preciosas ciudades Españolas de Alicante y Madrid. Va sin decir que aun guardo excelentes recuerdos de aquellos tan especiales momentos y experiencias – asi como de nuestro tan singular respeto mutuo y amistad. 

A lo largo de nuestras sesiones de entrenamiento pude observar como Diego era capaz de realizar movimientos precisos a una velocidad extraordinaria. Pero no me refiero a cualquier movimiento, sino a movimientos complejos, correctos, rapidos, inesperados, y eficaces. Sin duda alguna, Diego habia logrado elevar su coordinacion, vision, y capacidad de juego a nivel de genio, y lo demostraba en cada entrenamiento y partido que disputaba.

Todo lo que realizaba parecia “poesia en movimiento.” En esencia, la genialidad de Diego era de tal magnitud que le permitia convertir una lenta reaccion en un instantaneo reflejo. Cosa que dejaba al resto de los jugadores años luz atrás … en todos los sentidos.

Cuando se trata de preparar deportistas o atletas de elite me considero una persona sumamente practica, disciplinada, y exigente … muy exigente. Pues bien, por mas alta que fuera mi exigencia, Diego siempre pedia mas, mucho mas. Se reia mientras me decia: “vamos Laich, esto es muy facil, ponmelo mas dificil, exigeme mas ...”

Disfrutaba profundamente con todos los retos que testeaban sus limites fisicos y mentales – era un competidor nato. Pero por mas dificil que se lo pusiera el siempre podia con ello, y quizas con mucho mas. Esa era la increible, y quizas ilimitada, embergadura de su talento.

Ahora bien, ¿como era que el privilegiado sistema nervioso de Diego era capaz de realizar tan increible proesa fisiologica y biomecanica como convertir una reaccion en un reflejo? Desde luego, no era algo puramente de orden genetico ni algo exclusivamente aprendido. En efecto era una exquisita combinacion de ambos factores, cosa que se da muy pocas veces y en muy pocos individuos a lo largo de nuestras vidas. Cuando tan genial combinacion aparece, el resultado es el mejor jugador del mundo, y quizas de todas las epocas. 

A continuacion, y de manera sumamente simplificada, les ofrezco una humilde vision con la finalidad de conceptualizar lo que significa transformar una respuesta en un reflejo. Como se entrena para poder lograrlo, es otra historia. Un proceso tecnicamente complejo que requiere mucha disciplina, motivacion, y dotes naturales.

Comencemos diciendo que aquello que conocemos como “sensación” es el proceso por el cual los órganos de los sentidos, como los ojos, los oídos, la nariz, la lengua, y la piel, convierten la energía proveniente de estímulos externos en experiencias internas. Una  sensación tambien puede ser considerada como una forma de experiencia discreta a modo un destello de luz, un sabor amargo, o un fuerte estallido. 

La posición relativa que ocupa la sensación en la experiencia humana se entiende mejor cuando la comparamos con dos procesos relacionados, la percepción y la cognición. Para comprender este concepto, hay que pensar en los tres procesos como una escalera ascendente siguiendo una establecida secuencia cronologica: 1.- sensación; 2.- percepción; y 3.- cognición.  

El primer escalón es la “sensación.” Eso bien la sensacion corresponde a la materia prima de la experiencia, posee muy escaso significado u organización. Un niño que mire las palabras de esta página sólo vera marcas negras en la superficie del papel blanco, y nada mas. De hecho, tendría aproximadamente las mismas sensaciones visuales que nosotros, pero la experiencia se detendría allí. 

El segundo escalon es la “percepción.” Percepción es la acción y efecto de percibir. En el término percepción hace alusión a las impresiones que puede percibir un individuo de un objeto a través de los sentidos (vista, olfato, tacto, audicion, y gusto). Por otro lado, la percepción implica el conocimiento o la comprensión de una idea, aunque sea de manera somera. De ahí que un niño mayor percibiría todas las palabras escritas en esta pagina, pero tendrían muy poco significado. 

El tercer paso es la “cognición.” La cognición es la facultad para procesar la información a partir de la sensacion y la percepción. En este proceso, factores como el aprendizaje, el razonamiento, la atención, la memoria, la resolución de problemas, la toma de decisiones, y el procesamiento del lenguaje, resultan de suma importancia. Por lo tanto, un adulto que lea las palabras en esta pagina percibira no sólo palabras, sino también los conceptos y las ideas implicitas. Podriamos decir que el adulto ha alcanzado el nivel de cognición, o sea el nivel intelectual más elevado de la experiencia humana.

El término "organismo" deriva del Griego "organikos" y más tarde del Inglés medio tardío. El término apareció por primera vez en el idioma Inglés en 1703 y adquirió su definición actual en el Diccionario de Inglés de Oxford en 1834. Está directamente relacionado con un órgano, instrumento, u organización. A lo largo de la historia, y remontándose al menos a la "Crítica del Juicio" de Immanuel Kant de 1790, ha habido una larga tradición de definir los organismos como seres auto-organizados. 

Actualmente el término define a cualquier cuerpo animal o vegetal vivo que exhibe vida orgánica. En biología, fisiología, y bioquímica un "organismo" o "forma de vida" es cualquier entidad individual que encarna las propiedades de la vida. 

Yendo un paso más allá, un organismo puede definirse como un conjunto de moléculas que funcionan como un todo más o menos estable que exhibe las propiedades de la vida. Muchas definiciones excluyen a los virus y a las posibles formas de vida no orgánicas creadas por el hombre, ya que los virus dependen de la maquinaria bioquímica de una célula anfitriona para su reproducción.

Un superorganismo es un organismo compuesto por muchos individuos que trabajan juntos como una sola unidad funcional o social. A juzgar por las definiciones anteriores, podemos reducir la definición de un "organismo" a la de "un ser vivo completo." 

Por otra parte, un "órgano" es un grupo de tejidos que trabajan juntos, y un "sistema de órganos" es un grupo de órganos dispuestos para llevar a cabo una secuencia de funciones corporales. Una "célula" es la unidad estructural y funcional más pequeña de un organismo, que es típicamente microscópica y consiste en un citoplasma encerrado en una membrana celular y un núcleo encerrado en una membrana nuclear. La membrana celular o membrana plasmatica es una fina capa de protoplasma que rodea y contiene el resto del protoplasma de la célula.

Los humanos son organismos multicelulares. Un organismo multicelular o de muchas células es un complejo estructural de células, tejidos, órganos y sistemas de órganos. Para que todas estas partes biológicas diferentes funcionen eficazmente como una sola unidad, deben estar integradas y coordinadas.

También debe haber una estructura u organismo central que interprete los mensajes de las diversas partes del cuerpo y que regule o medie la acción que el cuerpo debe realizar de manera causal. Además de estar bien informado de lo que ocurre en el interior del cuerpo, el organismo también debe estar en estrecho contacto con las condiciones y exigencias de un entorno externo en constante cambio. 

En el curso de la evolución, muchos animales multicelulares han desarrollado una serie de dispositivos especiales de detección para mantenerse en contacto con ellos mismos y con su entorno. Estos se conocen como "órganos de los sentidos" o "receptores," y se especializan en recibir estímulos. Por lo general, cada receptor es sensible a un estímulo particular.

Por ejemplo, la piel es sensible al tacto, los ojos son sensibles a la luz, y los oídos son sensibles al sonido. Por lo tanto, una parte importante del equipo orientado a la supervivencia de un organismo vivo consiste en un conjunto especial de receptores diseñados para detectar todos y cada uno de los cambios ambientales.

De ello se desprende que también debe haber un conjunto de sistemas efectores diseñados para llevar a cabo las respuestas necesarias. Las numerosas actividades del cuerpo humano están coordinadas por al menos dos sistemas de control e integración completamente diferentes: 1.- el sistema nervioso; y 2.- el sistema endocrino. 

El sistema nervioso es comparable a nuestro antiguo sistema telefónico via cable. Dicho sistema consistía en una oficina o unidad central (cerebro y médula espinal) conectada directamente a cada parte del cuerpo por medio de largos cables (nervios). Las llamadas entrantes viajan a través de algunos de estos cables a la oficina central donde se realizan las conexiones e interpretaciones adecuadas.

Luego el mensaje sale a través de otros cables a cualquier parte del cuerpo que necesite hacer uso de la información particular. Así, las partes del cuerpo están interconectadas, interactivas, e integradas por un sistema increíblemente complejo de líneas telefónicas privadas que funcionan a una velocidad relativamente alta.

El sistema endocrino es comparable a un sistema de mensajeros o servicio postal como el antiguo “pony express.” Al igual que el pony express utilizado para entregar el correo no hace mucho tiempo en los EE.UU., ciertos grupos especializados de células llamadas glándulas sin conductos pueden secretar una variedad de potentes sustancias químicas conocidas como hormonas.

Las hormonas entran en el torrente sanguíneo y viajan, como muchos jinetes de pony express, a otras partes del cuerpo. Cantidades muy pequeñas de moléculas hormonales tienen el poder de influir en las actividades de determinados grupos de células en otras partes del cuerpo. 

Podríamos decir que cada mensajero se dirige a un grupo particular de células diana localizadas a cierta distancia dentro del propio cuerpo. Por lo tanto, las actividades del cuerpo también están integradas por un sistema químico que funciona a velocidades relativamente bajas.

En general podemos afirmar que ambos sistemas de coordinación del cuerpo – nervioso ey endocrino - están estrechamente relacionados y trabajan juntos para hacer que el cuerpo complejo y multicelular funcione como un todo unificado. Las acciones del sistema nervioso suelen ser mucho más rápidas que las del sistema endocrino, pero los efectos no son tan duraderos, y viceversa.

Se puede decir que un organismo vivo posee un ambiente interno y uno externo. La capacidad de percibir los cambios dentro y fuera del organismo - y reaccionar a ellos - se conoce como "irritabilidad" o "capacidad de respuesta." La irritabilidad suele describirse en términos de estímulo y respuesta. Un “estímulo” es cualquier cambio en el entorno interno o externo que puede ser detectado por un organismo; una “respuesta” es la reacción que el organismo hace al cambio interno o externo. La irritabilidad es un elemento absolutamente esencial en la capacidad de supervivencia del organismo.

La irritabilidad en todos los tipos avanzados de animales multicelulares sigue el mismo plan básico. Todos los organismos vivos poseen irritabilidad y esencialmente se sigue el mismo patrón secuencial de tres pasos: 1.- se recibe el estímulo aferente; 2.- la señal producida por el estímulo se conduce lejos del punto de origen; y 3.- se da una respuesta eferente apropiada. En la jerga médica, "aferente" significa "llevar hacia o entrada" y "eferente" significa "llevar desde o salida." 

La tendencia hacia un mayor control se hace cada vez más evidente a medida que el animal se mueve más alto en la escala evolutiva. El mayor desarrollo del cerebro - como mecanismo de control central - se produce en los vertebrados, particularmente en los mamíferos y los humanos.

El "sistema nervioso humano" está formado por aproximadamente diez a doce mil millones de células especializadas llamadas neuronas. Cada neurona consiste en un cuerpo celular con fibras que se extienden desde él. Muchas de las fibras están organizadas en haces. Estos haces se llaman nervios. Considerado en su conjunto, el sistema nervioso está organizado en una vasta y altamente compleja red de comunicaciones. 

El "sistema nervioso central" está formado por el cerebro y la médula espinal. Sirve como un centro de control que integra todas las señales que llegan, y las dirige a la parte del cuerpo que debe responder. El "sistema nervioso periférico" está compuesto por una intrincada y ramificada red de neuronas y fibras que se extiende desde el sistema nervioso central a cada parte del cuerpo.

Doce pares de nervios craneales salen del cerebro y pasan a través de pequeños agujeros en el cráneo. Treinta y un pares de nervios espinales se extienden desde la médula espinal hasta el tronco y las extremidades.

El sistema nervioso periférico, a su vez, se subdivide en dos partes distintas: 1.- el sistema nervioso somático - se relaciona con los músculos esqueléticos voluntarios; y 2.- el sistema nervioso autónomo o visceral - se relaciona con las actividades involuntarias o inconscientes del cuerpo. 

Es evidente que ningún ordenador moderno, independientemente de su complejidad y eficiencia, puede acercarse a la computadora orgánica que la naturaleza ha ideado en los últimos quinientos millones de años de evolución. No hace falta decir que el cerebro del hombre es, con mucho, el ordenador más complejo de todos. Recibe, recoge, clasifica, organiza, integra, y almacena información. Luego decide y la devuelve cuando es necesario. El cerebro hace todas estas funciones - y más - con la mayor eficacia y facilidad. 

El sistema nervioso está compuesto por un gran numero de neuronas, pero todavía no entendemos en su totalidad las operaciones inherentes a muchas de ellas trabajando juntas como lo hacen en nuestro cerebro. Sin embargo, poseemos mucha informacion respecto al funcionamiento de la neurona individual.

Y esa, precisamente, es la dirección en la que este artículo apunta, aplicado a aquellos atletas que compiten en deportes de alto rendimiento. El  objetivo primordial consiste en poder convertir una relativamente lenta "reacción" en un explosivo "reflejo," anticipando o ganando casi medio segundo sobre otros oponentes en el proceso. 

Como sustantivos, la diferencia entre reflejo y reacción consiste en que un "reflejo" es una respuesta automática a un estímulo simple que no requiere de un procesamiento mental; mientras que una "reacción" es una acción mental inmediata en respuesta a un estímulo u otro evento. 

Los animales superiores que poseen un sistema nervioso sofisticado también demuestran varios tipos de comportamientos innatos, automáticos, y mecánicos. Probablemente la forma menos complicada de comportamiento heredado sea el "reflejo simple" o "acto reflejo." La contracción del iris en la luz brillante es una, la dilatación del iris en la oscuridad (midriasis) es otra. 

Si se sumerge un trozo de papel en vinagre y se coloca sobre la piel de una rana, esta pronto levanta una pata trasera y patea el papel. La irritación del vinagre, que es un ácido débil, establece un impulso nervioso que viaja sobre un acto reflejo. Cuando los impulsos llegan a los músculos de la pierna, se contraen y el papel irritante se aleja.

Una rana decapitada reaccionará exactamente de la misma manera. Coloquen un pequeño trozo e tela adhesiva transparente en la zona plantar de un gato y observen los sucesivos movimientos automaticos de lo altisima velocidad que se producen al intentar quitarlo. 

Esto muestra lo rígido, mecánico, y veloz que es el acto reflejo. No requiere ningún tipo de pensamiento ni aprendizaje. Siendo un comportamiento eminentemente innato a menudo se le denomina "instinto o instintivo." No importa cuán complejo sea el patrón de comportamiento de un instinto, este siempre se manifestara de forma rígido e inflexible.

Si el estímulo adecuado desencadena el comportamiento, todo lo demás siguira mecánicamente, paso a paso, hasta que el patrón se complete. Debido a que es tan inflexible y constante, podemos predecir con relativa fácilidad que cada sucesiva generación de una especie determinada hará las cosas exactamente de la misma manera que la anterior. Esto incluye al ser humano.

No obstante, incluso un reflejo innato puede ser modificado mediante el aprendizaje. Cuando esto sucede decimos que el reflejo ha sido "condicionado." Esto significa una de dos cosas o quizás ambas simultáneamente: 1.- el estímulo original causa ahora una nueva respuesta; o 2.- la respuesta original es provocada por un nuevo estímulo. Este tipo de condicionamiento caracteristicamente subyace a casi todas las formas imaginables del comportamiento humano.

Afortunadamente para nosotros, estamos completamente equipados al nacer con todas las reacciones que necesitamos para mantener las funciones del cuerpo. No tenemos que aprender tales reacciones porque son innatas. Tampoco tenemos que pensar en ellas porque son automáticas. Cuando se produce un cambio particular dentro de nuestro cuerpo, la reacción es rápida, eficaz, y segura. 

Por tal motivo, y esencialmente, somos capaces de permanecer vivos. Evidentemente, la capacidad de efectuar tales reacciones se transmite de generación en generación fundamentalmente por herencia genética. La mayoría de nuestras reacciones corporales parecen ser de este tipo. Ciertamente cada reacción necesaria para mantener la vida debe ser innata, automática, rápida e involuntaria.

Las reacciones automáticas de este tipo se denominan "acto reflejos." Tales actos tienen lugar en cada momento de la vida. Puede que uno sea consciente de su presencia, pero nos ayudan a mantenernos vivos, nos protegen de los daños, y hacen que nuestro cuerpo funcione bien. Un ejemplo tipico de un simple acto reflejo es el reflejo rotuliano, en el que un golpe seco por debajo de la rótula hace que el pie y la pierna salten hacia delante.  

El rápido cierre de los párpados cuando algún objeto se aproxima al ojo es otro acto reflejo. También lo es el rápido retiro de la mano de una llama o un objeto caliente. En este reflejo, la retirada se hace tan rápidamente que la mano es retirada incluso antes de que se note el dolor de la quemadura.

Todos estos actos reflejos son controlados por cadenas de neuronas que se organizan en nuestro cuerpo durante nuestra etapa embrionaria. Cada una de las vías neuronales se conoce con el nombre de “arco reflejo.” Este es precisamente el punto en el que debemos distinguir entre lo que es un “acto reflejo” y un “arco reflejo.” El primero es una respuesta directa y simple a un estímulo, mientras que el segundo es la vía neuronal por la que viaja el impulso. Ahí esta la diferencia.

Por lo tanto, un arco reflejo representa la vía neuronal por la cual viaja el impulso nervioso durante la realización de un acto reflejo único. Tal via consiste en una cadena de al menos tres neuronas y siempre se pasa a través de alguna seccion del sistema nervioso central. Cabe mencionar que la mayoría de los arcos reflejos involucran más de tres neuronas. 

La secuencia fisiológica de un arco reflejo consta de siete pasos y es la siguiente: 1.- un órgano sensorial o receptor recoge un estímulo y lo convierte en un impulso nervioso, 2.- el impulso nervioso viaja a lo largo de la neurona sensorial hasta el extremo ramificado de su axón dentro de la materia gris de la médula espinal; 3.- en la materia gris, el impulso se transfiere sobre una sinapsis desde el axón de la neurona sensorial hasta las dendritas de una neurona de asociación; 4.- en la materia gris, el impulso es transferido sobre una sinapsis desde el axón de la neurona sensorial hasta las dendritas de una neurona de asociación; 5.- el impulso nervioso va al axón de la neurona de asociación, y luego se transfiere una vez más a través de una sinapsis a la dendrita de la neurona motora; 6.- el impulso nervioso viaja hasta el extremo del axón que está en contacto con un músculo; y 7.- el músculo efector es estimulado a contraerse y se realiza una respuesta.

Cada acto reflejo implica probablemente una serie de arco reflejos en lugar de solo uno. Aunque venimos al mundo con un patrón innato de respuestas, muchas de estas respuestas pueden ser modificadas por la experiencia o el aprendizaje. En tal caso, se dice que tal respuesta alterada está condicionada. 

En apretado resumen podemos afirmar que un acto reflejo consiste de dos elementos: 1.- el estímulo recibido; y 2.- la respuesta realizada; mientras que un arco reflejo consiste de siete elementos: 1.- un estímulo recibido; 2.- un órgano o receptor sensorial; 3.- una neurona sensorial aferente; 4.- una neurona de asociación o conexión (sinapsis pre y post la neurona de asociación); 5.- una neurona motora eferente; 6.- una contracción muscular; y 7.- una respuesta realizada.

Cuando nuestros padres o maestros utilizaban el término conducta, generalmente se refieren a nuestra forma de actuar. No obstante, para un biólogo, el término conducta posee un significado mucho más amplio. Para él, el comportamiento es la suma total de todo lo que un determinado organismo realiza en respuesta a su entorno. El biólogo no evalúa el comportamiento en términos de bueno o malo. Más bien, considera su eficacia para ayudar al organismo a adaptarse y/o a sobrevivir.

Gran parte de nuestro aprendizaje depende no tanto de aprender respuestas nuevas adaptativas sino de eliminar respuestas incorrectas o maladaptativas. Muy a menudo esto se hace por ensayo y error. Esto significa que tratamos de hacer las cosas de varias maneras. Si una forma resulta ser ineficaz o incorrecta, la descartamos. Si otra manera no da buenos resultados, lo mantenemos y lo practicamos hasta que se convierte en algo habitual. En tal caso estamos hablando de responer a modo de una segunda naturaleza.

No obstante, un atleta de elite posee la capacidad para registrar eventos de manera inconsciente y casi inmediata, existiendo un periodo latente de tiempo entre el estimulo y la respuesta. Tal periodo suele variar entre los 250 y los 400-500 milisegundos. Por lo tanto, lo importante en el alto rendimiento deportivo es intentar superponer o simultanear, en todo lo posible, el estimulo con la respuesta. Por ello es tan importante estructurar entrenamientos para lograr convertir una reaccion lenta en un reflejo rapido e instantaneo.  

La gran parte del desarrollo evolutivo del cerebro, que duró aproximadamente 500 millones de años desde su primitivo comienzo en los oceanos, contiene complejas estructuras y sistemas que han funcionado y operado de manera inconsciente durante la gran parte de ese tiempo. Nuestra actividad cortical consciente solo representa un aditivo muy reciente y limitado a todo ese largo proceso. Existen estructuras subcorticales que tienen muchisimo mas que decir respeto a nuestras sensaciones, intuiciones, instintos, percepciones, y acciones basicas subcorticales correspondientes.

No obstante, en un atleta de alto nivel, tanto las acciones inconscientes como las conscientes se originan en la corteza motora primaria para luego estimular la contracción muscular. Como hemos dicho, por lo general suelen transcurrir entre 250 y 500 milisegundos para que la mente inconsciente procese los datos de una acción determinada, y los traduzca o convierta en conscientes. El sistema nervioso precisa ese periodo de tiempo para preparar al cuerpo para que entre acción, pero no somos para nada conscientes de ello.

De hecho, si esperamos a tener plena consciencia de una determinada accion acción, nuestras acciónes comenzarán con un retraso aproximado, y altamente perjudicial, de más de medio segundo. Muchas acciones criticas, de alta velocidad, y decisivas pueden suceder en medio segundo. En un sprint de 100 metros corresponde a una perdida de 5 metros … o quizas mas.

En tales casos, cuando la mente consciente finalmente decide iniciar una acción, es muy probable que lo hayan dejado atrás. Para neutralizar los efectos de este retraso en las vías conscientes, las vías inconscientes aceleran la acción mediante un rápido procesamiento y transmisión de datos sensoriales hacia las áreas motoras de planificación cortical.

Que una acción compleja sea de naturaleza inconsciente o consciente, o viceversa, dependerá directamente del nivel de habilidad del sujeto. A medida que repetimos la misma acción o reaccion una y otra vez de manera consciente, la convertimos en inconsciente, y por lo tanto en una acción automática – o sea en un reflejo. 

Un atleta de alto nivel posee la capacidad para planificar y ejecutar las acciones de ataque o contra ataque incluso antes de que su mente consciente sepa lo que está sucediendo. Contrario a lo que sucede en los atletas de menor nivel, los de niveles avanzados no tienen que pensar conscientemente respecto a la acción de cada músculo ya que los años de práctica han convertido tales acciones en programas o patrones motores automatizados que son almacenados, para luego ser evocados y ejecutados de manera inconsciente. De ahi que ante la pregunta: como lo has hecho?, la respuesta sea un rotundo: no lo se! De hecho, si lo sabe, seguramente lo habra hecho mal.

La secuencia cronológica de los eventos inconscientes y conscientes que suceden en el cerebro de un atleta al percibir el pistoletazo de salida en un sprint de 100 metros son los siguientes:

Primera Fase: 0 milisegundos (enfoque inconsciente de la atención)

El cerebro se prepara desconcentrando su atención y creando un estado de receptividad difusa. De esta manera amplifica los estímulos relevantes y elimina los irrelevantes. La finalidad de este proceso consiste en predecir el pistoletazo de salida lo mejor y antes posible.

El enfoque de la atención sobre este evento puede reducir el tiempo de reacción en 20 o 30 milisegundos. A nivel neurológico el tálamo dirige y enfoca la atención hacia el sonido del disparo, mientras que los lóbulos frontales inhiben cualquier pensamiento consciente que pueda distraer, y por lo tanto reducir la cantidad, calidad, y velocidad de la accion.

Segunda Fase: 70 milisegundos (enfoque inconsciente de la memoria corporal)

La acción a realizar por el atleta permanece a nivel consciente. No obstante, su mente inconsciente ha comenzado a planificar las acciones automaticas pertinentes. El atleta utilizara información general y difusa para crear una acción. Con respecto a este punto, un atleta de elite tiende, de forma natural, a procesar una menor cantidad de datos que uno de menor nivel. Esto se debe a que la mente inconsciente identifica muy rápidamente esas señales que carecen de relevancia y procede a ignorarlas o a eliminarlas. 

Todas las acciones anteriormente mencionadas son acciones previamente aprendidas y bien entrenadas, y que han sido grabadas en el sistema ner- vioso a modo de programas o patrones motores automáticos de alta velocidad. Estas acciones son almacenadas en un modulo inconsciente del cerebro conocido como el putamen. Según la necesidad, el putamen nos devuelve tales programas para ser utilizados según las exigencias de la situación.

El putamen corresponde a una parte de los ganglios basales, y actúa a modo de un almacén de memorias de acciones previamente aprendidas que, mediante un prolongado tiempo de entrenamiento, se converten en reflejos automáticos innatos. Las señales procedentes del putamen se dirigen hacia la corteza parietal mediante una serie de vías nerviosas complejas, mientras que los ganglios basales actúan a modo de un filtro que bloquea las planificaciones inconscientes inapropiadas o desacertadas.

Tercera Fase: 250 milisegundos (planificación inconsciente de la acción defensiva)

El cerebro del atleta integra los datos de las fases anteriores y comienza a construir una accion. Tal planificación se basa en una serie de datos provenientes de los experiencias previas. Toda esta información inconsciente calibra tanto la velocidad del reflejo estimulo-respuesta asi como las memorias evocadas por tales estímulos.

La planificacion se mantiene en la zona premotora ubicada delante de la corteza motora. En realidad, todo este proceso de planificación corresponde a una especie de ensayo, permitiendo que la acción suceda a modo de un patrón de actividad neuronal sin afectar para nada la musculatura. Mediante este ensayo se integran grandes volúmenes de información inconsciente para crear un plan de acción preliminar.

Cuarta Fase: 285 milisegundos (comienzo de la percepción consciente de la acción)

Este es el momento en que el atleta toma consciencia de la carrera, pero su cerebro inconsciente ya ha comenzado a predecir las aciones motoras. Si ambas corrientes de proceso de datos – inconsciente y consciente – no se contradicen, el atleta conseguira su objetivo. 

Quinta Fase: 355 milisegundos (envío secuencial de ordenes motoras)

Hasta ahora el plan de acción se ubica en la corteza premotora, pero será enviado hacia la corteza motora adyacente. Las neuronas en esta zona del cerebro conectan con la musculatura voluntaria estriada a través de la medula espinal para realizar la contracción muscular. La activación de las neuronas que se ubican en la mitad derecha de la corteza motora pondran su cuerpo en movimiento. 

La secuencia de activación de estas neuronas es de suma importancia ya que implica la intervención y el control del cerebelo en los movimientos defensivos. El cerebelo coordinara la secuencia de los movimientos y como posee la capacidad para cuantificar el tiempo, incidirá decisivamente para que la accion defensiva sea aplicada en el momento más apropiado. Este proceso se denomina timing, y puede ser de orden interno (aplicado a la contraccion secuencial) o externo (aplicado a la tactica y estrategia del combate para poder actuar en el momento y sitio mas oportuno). 

Sexta Fase: 400-500 milisegundos (total percepción consciente de la acción)

Si la percepción consciente del atleta es muy distinta a las predicciones inconscientes previamente realizadas, esta puede vetar o anular el plan de acción inconsciente para comenzar a construir un plan alternativo, o simplemente intentar modificar el plan original para que tome en consideración los nuevos datos conscientes. En tal caso se necesitara unos 200 o 300 milisegundos adicionales para incorporar esos nuevos datos al proceso inconsciente. En ese lapso de tiempo no habrá tiempo para efectuar una acción explosiva.

Si aun albergan alguna duda de que todo lo anterior – y mucho mas - es posible de lograr por un ser humano, simplemente pinchen Internet / Youtube y echen un largo y atento vistazo a: “Maradona, calentamiento: Lección de fútbol y baile / Opus - Life is Life (1989).” Inmediatamente comprenderan la razon de mi respeto, admiracion, y amistad hacia Diego Maradona. 

Por lo general, y de forma simultanea y paradojica, la gente admira y odia la grandeza. No obstante, y tanto para Diego como para mi, les puedo afirmar que contra el éxito, no hay discusion que valga …

 

 

 

 

 

Añadir un comentario:

Nombre:

E-Mail: (no será público)

Comentario:

Enviar >>