Blog

La Cara Oscura del Corazón

Guillermo A. Laich
03/10/2015 12:05

El miedo y el amor suelen ser inseparables, pero también lo son el miedo y el odio. El amor se une al miedo porque el amor siempre produce miedo; el odio se une al miedo porque es una respuesta automática a el, y porque el miedo humilla. El odio oscurece el corazón, mata el pensamiento, destruye la autoestima, y daña al que odia. El odio, la envidia, y el resentimiento son las tres caras de una única herida emocional. Una herida mal cerrada que oculta el amor y la admiración de alguien que ha intentado ser como la otra persona, pero no ha podido. 

Leer más...